0%
10 min read

Hablamos con “Japi jane” de marketing, juguetes y la sexualidad de los chilenos

1

Jane Morgan es la mujer al frente del exitoso emprendimiento de juguetes sexuales, Japi Jane. Con una personalidad fresca, lùcida, inteligente y una visión consciente de la sexualidad, su emprendimiento llegó para revitalizar la intimidad de los chilenos, ‘descartucharlos’ en pareja y hacer realidad las fantasías de dormitorio.

Jane, siempre de muy buena disposición, accedió a la entrevista para GudShit y me citó en su local de Providencia, ubicado en Luis Thayer Ojeda Norte 059 donde está su “centro de operaciones”.

Al llegar debes tocar el timbre, lo que da la experiencia de “privacidad” ideal para quienes no les guste presumir de visitar un sex shop. Nada más entrar, te sientes erotizado, curioso y con ganas de experimentar, o al menos eso es lo que me ocurrió a mí: los juguetes sexuales están expuestos de manera didáctica, en tanto las paredes son decoradas por ilustraciones fálicas y en una pantalla aparece una mujer masturbándose. Todo está expuesto de un modo en que no te sientes intimidado, si no más bien invitado a experimentar y jugar.

Mientras esperaba para comenzar la entrevista, conversé con las vendedoras que están muy bien informadas y han utilizado la mayoría de los productos que están a la venta, lo que les da “autoridad” para hablar en primera persona de lo que necesites saber.

Cuando Jane me hizo pasar a su espacio de trabajo, pude ver que el trato con sus trabajadores es de”co-workers” y que Jane lleva clara la bandera de trabajo en equipo. Nos sentamos y mientras bebíamos un té, conversamos sobre el exitoso negocio del placer:

¿Cuántos años tiene Japi jane?

Estoy muy orgullosa de decir que cumplimos 10 años en noviembre pasado, entonces ya llevamos una década.

¿Crees que Japi Jane ha influido en la sexualidad de los chilenos, santiaguinos principalmente?

Yo creo que si bien las tiendas parten aquí, el mensaje llega lejos ya que a través de nuestra página web también llegamos a clientes de regiones. El 30% de nuestras ventas son a través de nuestra página y como yo también hago mucha difusión en medios y aparezco en televisión o radios de difusión nacional, entonces tratamos de hacer que el mensaje llegue a todo el país y todos puedan adquirir nuestros productos. Santiago no es Chile, pero sí que es cierto que la gran mayoría de personas están aquí en Santiago y como consecuencia la mayor cantidad de compradores de juguetes.

Pero sí yo creo que con Japi Jane hemos logrado cambios muy específicos y que podemos reconocer como cambios en el comportamiento sexual de los consumidores. Son dos cosas muy importantes a lo largo de estos 10 años, ya que no fue de un día para otro…

1. Tanto hombres como mujeres se han dado cuenta que los juguetes son un aliado en su vida sexual y no algo raro y en el caso de los hombres, ya no lo ven como una competencia desleal sino como una herramienta para jugar en pareja. Entonces creo que ese es uno de los grandes cambios en la sexualidad del chileno:

Lograr que las personas incorporen elementos externos en su vida íntima lo considero un gran logro

2. He trabajo mucho y por fin hoy en día, después de 10 años, hemos logrado que la gran mayoría entienda que no son consoladores y sí juguetes. Es decir, hay una comprensión mayoritaria de que son para jugar y no para consolar y creo que eso es un aporte que hemos hecho también en la sexualidad de los santiaguinos y de los chilenos.

¿Cuál es el perfil de tus clientes?

En un principio el enfoque de Japi Jane era 100% para mujeres y eso tiene que ver con las raíces de la creación de este proyecto porque como yo soy una mujer quería crear un espacio para la mujer, entonces, hace tiempo era un público en que la gran mayoría eran mujeres, pero hemos llegado hoy en día, que sin tener estadísticas a nivel de estudios, podemos ver a diario cómo ha evolucionado nuestro público y podemos decir que hoy hay casi el 40% son hombres que llegan solos o en pareja pero llegan para comprar cosas para jugar en pareja, osea que al final y aunque tenemos una selección de juguetes sólo para hombres, con los que pueden jugar solos y que es súper válido, no es tanto ese el perfil que se cumple y que llega.

Yo diría que la gran mayoría de hombres que llega a la tienda viene para comprar algo para jugar en pareja y compartir con su pareja hetero o LBGT, aunque aún la gran mayoría de nuestros clientes son parejas heterosexuales porque en el inicio así nació el enfoque de la tienda, aunque obviamente estamos abiertos a todas las tendencias y hay juguetes para todos. De hecho tenemos productos específicos para hombres trans, mujeres trans. Los productos Japi Jane son para el cuerpo humano, para los seres humanos que quieren disfrutar, por lo que da lo mismo la orientación y además, tratamos de ser un espacio en donde todos se sientan cómodos, pero respondiendo a tu pregunta, nuestro público sigue siendo en su mayoría mujeres aunque no por mucho y muchas parejas hetero.

¿Cuál es el juguete más vendido? ¿Existe el juguete que ha sido la estrella desde el inicio de la tienda?

Sí por supuesto, el juguete más vendido es el más simple y cumple con las tres B de bueno, bonito y barato y es un anillo vibrador que no cuesta más de 6 mil pesos y que además es desechable.

Es un producto que el hombre se coloca y que lo puede ocupar tanto con otro hombre o con una mujer y que cumple la función de dar un estímulo al clítoris y agrega una estimulación al coito de siempre. Por lo tanto, está hecho para jugar en pareja y como tiene un buen precio, cumple con los requisitos para que la gente que se acerca por primera vez a la tienda y a este tipo de juguetes, se inicie y descubra la experiencia de incorporar nuevos elementos a los momentos íntimos de la pareja.

El anillo ya cubre con las expectativas para que la gente viva una buena y estimulante experiencia y decidan si quieren seguir indagando en este mundo. En el fondo, abre la puerta para descubrir una nueva forma de disfrutar en pareja y por su precio módico, todos pueden probarlo.

¿Cómo se te ocurrió la idea? ¿Cómo llegó tu idea al público chileno que hace diez años era mucho más cerrado?

Siempre tuve dos cosas claras:

-Mi plan visual de marketing consistió desde siempre en hacerlo simple y llamativo. De hecho, estuve al borde de irme hacia lo infantil en cuanto al logo y los colores, no quería que fuese de niños ni nada, pero el concepto y la palabra con la que quería irrumpir era jugar, juego, juguetón…colores llamativos, cosas divertidas, dirigido a todo el público en donde todos podían ver los productos sin sentirse espantados y nunca tratar de dar un mensaje sensual ni sexual, si no que siempre dejando claro el concepto de “juguetes para grandes”, eso lo tuve claro desde el primer día. Ni siquiera mostré los productos junto al nombre ni en ninguna publicidad, entonces, ese era como el plan de marketing …

-Por otro lado, quise conquistar el mercado con el gesto de que mi nombre está en mi marca Japi Jane, yo puse cara a mi emprendimiento. Yo soy una mujer normal, común y corriente. En ese tiempo estaba casada con una persona de hace mucho tiempo, entonces era la prueba de que cualquier persona puede utilizar estos productos y no solamente la “soltera loca” y además, no tengo vergüenza de yo misma decir que soy dueña, vendo este producto, mis suegros saben que vendo esto, mis papás saben que vendo esto, mis abuelos, etc. Antes, lo normal era que si tenías una tienda así, ojalá nadie se enterara o los propietarios de sex shop ponían otro nombre a la tienda. Entonces mi plan fue poner cara a una industria que no tenía ninguna cara.

¿Entonces intentaste quitar la etiqueta del “porno” a los productos?

Sí, por supuesto. Desde el primer año jamás he vendido porno. Porno es una cosa y los juguetes son otra. Son quizás industrias paralelas y relacionadas pero yo no soy experta en porno, soy experta en placer propio y amor propio, entonces me intenté desmarcar y crear una diferenciación.

Si pudieras llevar a Japi Jane a un siguiente nivel, ¿Cuál sería tu sueño?

Lo que estoy activamente tratando de lograr es replicar lo que me pasó con este negocio, con otras mujeres emprendedoras. Empoderar a las mujeres. No voy a abrir una tienda en Coyhaique porque veo difícil abrir una tienda propia, pero ojalá que pueda llegar a alguna mujer emprendedora en provincia, enseñarle lo que yo ya he aprendido de este negocio en este tiempo, entregarle los productos para vender a un super precio para que todos ganen. Entonces, me gusta la idea de apoyar a otras mujeres emprendedoras y esto puede ser en Chile o eventualmente si me dejo volar un poco más podría ser en todo el mundo. Esto no sería bajo la marca Japi Jane ya que investigando he visto que el tema de la franquicia es un poco más complicado, pero realmente yo soy importadora de estos juguetes, tengo mucha expertise, entonces mi idea es hacerlo llegar a mujeres emprendedoras porque veo como el doble retorno en este negocio es increíble, es decir, uno gana dinero y además hace un bien a la vida de sus amigas, de sus conocidas, ya que en general, las mujeres quieren que las escuches a parte de sólo venderles un producto…esto es un poco mi sueño realmente. Estoy avanzando en eso.

El mejor contacto que puede vender a una amiga es una amiga informada y en lugar de enviarla a la tienda, puede ella misma vender los productos.

Si estás interesada en profundizar en realizar tu propio emprendimiento, escribe a contacto@japijane o visita eroshopmayorista y conoce más de :

 

¿Qué se viene 2017-2018?

Mejorar el e-commerce: que las personas sientan la misma calidad de la tienda en la página.

Estamos en los inicios de Japi Jane Perú y nos falta lanzarlo formalmente y creo que esa es la gran noticia, empezar una expansión internacional. Pero lo haremos como acá, que vaya de boca en boca y que las amigas se recomienden.

Para finalizar, Jane dejó a todos invitados a acercarse a sus tiendas, hacer las preguntas que necesiten para atreverse a experimentar. También me regaló el famoso anillo vibrador desechable para vivir la experiencia y confirmar en primera persona que vale la pena atreverse a jugar…estuve tentada de describir mi experiencia, pero creo que eso queda a vuestro criterio…yo tengo la disposición.

 

Suscribete a Gudshit
[contact-form-7 404 "Not Found"]