fbpx

Urbanismo a la carta: un verdadero menú de teorías para ciudades latinoamericanas

El arquitecto y académico mexicano Víctor Delgadillo, ha manifestado que en las últimas décadas, diversas ciudades latinoamericanas han impulsado un conjunto de similares políticas públicas, programas urbanos y otras “recetas” urbanísticas para confrontar distintas problemáticas urbanas, generar competitividad económica o construir una buena imagen de equis ciudad.

Estas acciones al parecer constituyen, según el arquitecto, un “menú” de “recetas probadas” en diferentes contextos urbanos para confrontar “con éxito” algunos problemas y desafíos urbanos. 

Delgadillo revisa la circulación de paradigmas y políticas urbanas, comparando también algunas políticas y programas urbanos realizados recientemente en Buenos Aires, Ciudad de México y Quito.

En las últimas décadas diversas ciudades latinoamericanas, gobernadas por partidos muy distintos políticamente, han impulsado un conjunto de similares políticas públicas y recetas que abarcan la recuperación de los centros históricos, la introducción de carriles confinados para el uso de bicicletas, becas para población vulnerable, “playas urbanas”, entre otros presupuestos participativos.

El urbanista reconoce positivamente que en América Latina hay un sistema de vasos comunicantes que históricamente han permitido el intercambio y la difusión de políticas públicas y experiencias urbanas. Por otra parte, han facilitado a las ciudades, sus ciudadanos y los gobiernos a confrontar con dignidad y eficacia diversos problemas y desafíos urbanos. 

Lo que promueve Delgadillo, es que la difusión de experiencias urbanas desarrolladas en otros contextos geográficos y en otros momentos históricos son condiciones básicas para la innovación urbana y el aprendizaje mutuo. 

Además, propone analizar una variedad de acciones, programas, políticas, proyectos y megaproyectos urbanos, así como estrategias de marketing urbano para distintos gustos y precios, lo que abarca la “cocina” típica, regional e internacional.

Entonces, el “Urbanismo a la Carta” abarca acciones puntuales como la realización de megaproyectos, la recuperación de centros históricos, acciones de marketing urbano con la adopción de slogans públicos similares como Ciudad Verde, Ciudad global o Ciudad compacta/sustentable/equitativa, etc). 

El artículo de Delgadillo propone abrir una nueva perspectiva en el estudio comparado de algunas políticas públicas que simultáneamente se aplican en distintas ciudades latinoamericanas e intenta responder por qué se ejecutan los mismos tipos de políticas urbanas, más o menos neoliberales.

La idea es evidenciar las cosas en común que tienen tres políticas urbanas recientes en tres ciudades latinoamericanas, y cómo éstas son modeladas por la doctrina neoliberal, lo que alcanza a gobiernos de diversas orientaciones políticas. 

¿Urbanismo a la carta? 

La repetición del mismo tipo de programas y políticas urbanas y la difusión “exitosa” de algunas experiencias urbanísticas en varias ciudades latinoamericanas gobernadas por partidos políticos con las más diversas orientaciones políticas, conducen, explica el urbanista mexicano, a plantear la hipótesis de que existe un “Urbanismo a la Carta” para confrontar diversos problemas y desafíos urbanos, que se oferta a los gobiernos locales y nacionales por parte de consultores, bancos de desarrollo, agencias de cooperación internacional, la Organización de Naciones Unidas y otras instituciones internacionales.

Este “Urbanismo a la Carta” presenta, cual menú de restaurante, una variedad de entradas, ensaladas, platos fuertes y postres ad hoc para distintos gustos y precios, lo que abarca la “cocina” típica, regional e internacional.

Los chefs o cocineros de este “Urbanismo a la Carta” son destacados académicos y consultores foráneos, organismos financieros internacionales, agencias de cooperación internacional y también profesionales locales en nuestro papel de académicos, consultores o funcionarios públicos. 

Se puede comprobar, luego de la teoría de Delgadillo en su artículo más extenso, que finalmente se trata de la recreación de políticas y programas urbanos que han surgido antes o de manera casi simultánea en otras ciudades latinoamericanas. Frente a esto, ¿cómo Chile se está enfrentando a este “menú” de posibilidades? 

Tania Romero, arquitecta de la Región de La Araucanía, señala que la situación en nuestro país es más similar de lo que pensamos, que existe la recuperación de barrios, la regeneración de áreas centrales y lo demás propuesto por Delgadillo, pero que a diferencia de otros países, sin contar Argentina, quizás, Chile tiene la vivienda mucho más avanzada en cuanto a calidad.

Sin embargo, Romero explica que la base es la misma. “Las ciudades de Latinoamérica son todas segregadas, desde la migración campo ciudad, el valor de suelo bajo a mayor distancia del centro y la economía mercantilista que rige a todos los países hace que tengamos los mismos problemas y que se repliquen soluciones con sus adaptaciones a lo local, pero siempre la base sigue siendo la misma. No estamos tan lejos de que ocurran esas medidas, señaló.

Share